Comerciante Rodríguez Céspedes hirió a agente Swat al intentar impedir allanamiento de la Policía y el Ministerio Público en Santiago

0
61

Fue en esas circunstancias, al recibir a tiros a las autoridades en su casa, que resultó muerto. En su contra figuraba una denuncia de agresión armada presentada por un ciudadano en noviembre.

Santo Domingo, 15 de diciembre. El comerciante Daniel Antonio Rodríguez Céspedes (El Químico o Dengo), de 43 años, resultó muerto al negarse a permitir una orden de allanamiento en su residencia de Santiago, y enfrentar a tiros al fiscal actuante y a miembros de la Policía Nacional, hiriendo a un agente de la unidad SWAT.
Rodríguez Céspedes hirió de un disparo al raso policial Salyn Manuel Mendoza de Jesús, de 23 años, asignado para servicio a la unidad SWAT de la dirección Regional Cibao Central, Santiago. El agente fue ingresado en un centro médico privado.
El allanamiento se realizó mediante la orden judicial 10397-2022 por agentes policiales adscritos a la Subdirección de Inteligencia (DINTEL), en compañía del equipo SWAT y del magistrado Juan Elías Pérez, fiscalizador del distrito judicial de Santiago, asignado al Departamento de Investigaciones Criminales e Inteligencia Delictiva.
Las autoridades se presentaron a la residencia ubicada en la calle Los Rieles, del sector Gurabo, este 13 de diciembre. La orden judicial fue solicitada con base en la denuncia 10001-2022-015563 del 17 de noviembre pasado, en perjuicio del señor JCJP, por el hecho de haberle realizado cinco disparos con un arma de fuego en una discusión por un roce vehicular el día anterior.
De acuerdo con el informe policial, ante la negativa de Rodríguez Céspedes de permitir entrar a la casa, la unidad SWAT procedió a derribar la puerta. Cuando las autoridades lograron entrar en el domicilio, el perseguido estaba atrincherado en un baño, disparando.
A la persona allanada se le insistió, se le tocó la puerta y se le hizo un llamado de manera formal. El raso policial herido mostró su escudo de reglamento de Kepler, por lo que Rodríguez Céspedes inició disparos, obligando a los demás miembros de la unidad SWAT a responder a la agresión.

Interrogada por las autoridades, la esposa de Rodríguez Céspedes, la señora Laura Elupina Rubio Silfa, confirmó que escuchó el llamado de que se trataba de la Policía Nacional, en compañía del Ministerio Público, que abrieran la puerta pues tenían una orden de allanamiento para esa residencia.
Al lugar del hecho se presentó la Policía Científica, colectaron como evidencia la pistola marca Sarsilmaz, calibre 9mm, serie T110204H000919, nueve casquillos calibre 9mm y cuatro calibres 7.62. El fiscal actuante ocupó un chaleco antibala, dos cargadores de pistola, todo esto en poder del Ministerio Público.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí